06 mayo, 2007

Albariño Do Ferreiro, Rias Baixas, 2004

Bodegas Gerardo Méndez elabora en Galiñanes (Meaño, Pontevedra) dos excelentes representantes de la Denominación Rías Baixas: este Albariño do Ferreiro y el Albariño do Ferreiro Cepas Vellas. Después de probar recientemente el estupendo Pazo Piñeiro de 2005 de Bodegas Lusco do Miño, me apetecía volver a encontrarme de nuevo con el consistente Do Ferreiro que hacía bastante tiempo que no se cruzaba en mi camino.

La persona que me vendió esta botella, un gran profesional, me recomendó con buen criterio llevarme en este momento el 2004, a pesar de que también disponía del 2005. Y es que algo de botella le viene estupendamente a este vino, que no ha pasado por madera en ningún momento de su elaboración, y que fue embotellado el 20 de Agosto de 2005.

Nota de cata:
Vino de color amarillo dorado. Intensa y limpia nariz: cítricos (limón, lima), melocotón, hierba recién cortada y notas minerales que recuerdan a la tiza. La entrada en boca es fresca; tiene una excelente acidez y un muy elegante amargor. Es ligeramente graso, con una muy buena estructura. Final persistente con recuerdos de manzana ácida. Un vino excelente: fresco, con personalidad y honesto. Fue un buen compañero para una merluza de anzuelo al horno con almejas. Muy buena relación calidad precio.

Composición varietal: 100% Albariño
Graduación: 13%
Precio: 12 euros
Fecha degustación: Mayo 2007
Consumo: 2007-2008
Otras añadas recomendadas: 2005
Otras notas de cata: 2006 (Roco&Wines)

Etiquetas: , , , , , , ,

8 Comments:

Anonymous pisto said...

Qué casualidad, ayer abrí mi última botella de Do Ferreiro 2004, que estaba magnífica.

Mis experiencias con los vinos de la bodega han sido buenas y es cierto que un par de años ó tres le sientan bien. SIn embargo, con unos Cepas Vellas 2000 que compré recién salido al mercado y he conservado impecablemente, no he tenido tanta suerte. El vino está totalmente caído desde 2005.

pisto

07 mayo, 2007  
Blogger La Guarda de Navarra said...

Sobrevino, me has dado una alegría mañanera al leer tu post. Inyección de moral para enfrentarme a incrédulos y desconfiados.
Imagino donde compraste el 2004, si fué Pamplona, aunque por si acaso me lo confirmas para felicitarle por sus consejos.
Poco a poco me doy cuenta tu afinidad por los blancos, o no?
Un saludo y gracias.

07 mayo, 2007  
Blogger manuel said...

Oscar,

La conexión intergaláctica actúa de nuevo. Fíjate que hace un par de días abrí una botella del Do Ferreiro Cepas Velhas 2001 y nos sorprendió lo apretado que estaba. Me extraña un poco el comentario de Pisto sobre ese 2000 "caído", pues la verdad es que el 2001, pese a cierto mutismo, tenía estructura y relleno muy prometedores. Muy firme.

Ah, y por cierto, anduve buscando (y pidiendo que me buscaran) el Lusco que me mencionaste el otro día, pero ni siquiera aparecen en Manhattan más que el Lusco "básico... Y del 2003.

M.

07 mayo, 2007  
Blogger Carlosgrm said...

Amigo sobrevino, primero gracias por el link a mi cata, en segundo lugar la semana pasada probé el 2005 y me convencio más que el 2006, me refiero apoyando la linea que mostrais afirmando que le viene bien la botella. Por cierto, el 2004 fue embotellado en Agosto del 2005 y el 2006 fue embotellado en Febrero del 2007, cada añada es un mundo pero ¿no encuentras el embotellado relativamente pronto?

07 mayo, 2007  
Anonymous pisto said...

manuel,

¿Quién sabe si mis botellas estuvieron en un camión al calor durante dos días? Yo las compré en una tienda que tiene buenas condiciones de conservación, pero vete tu a saber lo que ha ocurrido por el camino.

Si alguna vez te dejas caer por aquí, te pongo una botella donde tu quieras, que me queda una y no albergo muchas esperanzas.

Hay que decir que el vino en cuestión estaba buenísimo en 2003 y no beberlo me suponía un desasosiego, pero lo guardaba en aras de la experimentación. Ya ves en que ha quedado todo.

Claro que a veces te sale bien y un vino que está buenísimo cuando sale al mercado, está rebuenísimo después de la espera.

Lusco Pazo Piñeiro no lo he probado, pero el Lusco normal, del 2004, yo no lo he empezado a beber todavía. Siempre me ha parecido el Rias Baixas menos comercial en el mercado, el que más estructura y más nervio tiene.

El sábado, por cierto, una botella de Fillaboa Selección Finca Montealto 2005 estaba magnífica en un restaurante.

pisto

07 mayo, 2007  
Blogger SobreVino said...

Guarda,

Buen fichaje el Do Ferreiro, como ya te dije en su día.

Manuel,

Te guardaremos una botellita del Lusco para tu próxima visita. No he probado el 2003, no te puedo dar mi opinión sobre la añada.

Carlos,

Me fijé en esa diferencia de varios meses en el embotellado entre ambas añadas. Curioso.

08 mayo, 2007  
Blogger La Guarda de Navarra said...

Mi punto de vista para el embotellado, en esta y otras bodegas, depende de muchos factores pero los principales pueden ser: el vino alcanza el punto previsto por su creador; la añada anterior ya se ha consumido y el cliente no puede estar sin vino; y por ultimo la cosecha cada año es distinta, hacer el vino mediante pautas establecidas solo es cosa de enologos voladores.
Habrá mil más pero lo interesante es que nos llegue un vino sano para consumirlo ya o para darle la guarda que queramos.
Un saludo.

08 mayo, 2007  
Blogger manuel said...

Pisto,

Ya te digo, me extraña que el 2000 estuviese tan de capa caída. Confío en lo que me dices plenamente. Lo que pasa es que el 2001 se sentía tan apretadito y enérfico sólo el otro día que, la verdad, me pongo a pensar si no será que estos vinos alcanzan una cima y luego se caen de repente... Daría miedo, de ser así.

M.

09 mayo, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home