03 mayo, 2007

¿Qué es la Capa en la Cata?

El Oráculo, como suelo llamar también al buscador de Google, trae a las páginas de este blog a internautas que buscaban respuestas a preguntas de todo tipo. Las herramientas de análisis de los accesos a las páginas de Sobre Vino así lo muestran.

Los algoritmos de búsqueda de Google han decidido que a unas páginas centradas en el vino como éstas se llegue, por ejemplo, introduciendo la búsqueda "precio en euros de una botella de agua en Francia". Ahí está, curiosamente, Sobre Vino en la segunda página de resultados.

Más relacionada con el contenido de esta bitácora, pero de imposible respuesta, es la pregunta "que vino es mejor merlot o tempranillo cabernet sauvignon" a través de la cual alguien llegó a este blog. Ahí ya aparece Sobre Vino en la primera página de resultados. Aprovecho la ocasión para decir al autor de la pregunta, si en alguna ocasión lee este post, que Sobre Vino es incapaz de responderla. Para mí es como preguntarle al Oráculo "¿Quién es mejor: papá o mamá?". No creo que se pueda decir que un vino es mejor o peor por el tipo de uva empleada en su elaboración.

Sí puedo intentar contestar a una de las últimas consultas a Google a través de la que alguien ha llegado a Sobre Vino: "¿Qué es la capa en la cata?". Algo que yo mismo recuerdo haberme preguntado en algún momento, cuando comenzaba a leer notas de cata que otros habían escrito. Utilizando la definición que da Francisco del Castillo en el libro
de la Unión Española de Catadores "Análisis Sensorial y Cata de los Vinos de España":

Capa. Se refiere a la intensidad de color de un vino. Se dice que el vino tiene buena capa cuando el vino está bien cubierto, tiene mucha intensidad colorante.

El término se suele utilizar para los vinos tintos. A un vino de color "oscuro", que resulta opaco, nos referiremos como muy cubierto o de capa alta. ¿Que gradación suele utilizarse para definir la capa? Habitualmente se habla de capa baja, capa media baja, capa media, capa media alta y capa alta. Desde luego no es una terminología de una precisión matemática y está completamente condicionada por la subjetividad del catador, pero puede ser suficiente para dar una indicación del tipo de vino ante el que nos encontramos desde el punto de vista de la intensidad de componentes de color.

Si lees este blog y te asalta cualquier duda relacionada con el vino no dudes en plantearla. Si alguno de los lectores habituales del blog conoce la respuesta seguro que estará encantado de ayudarte. Todos podemos aprender de todos. No hay pregunta mala. Malo es quedarse con la duda, porque impide aprender. ¡En el aprendizaje, que nunca acaba, está el placer del vino!

Etiquetas: ,

1 Comments:

Blogger J. Gómez Pallarès said...

¡Bien dicho, qué caramba!
Un abrazo,
Joan

05 mayo, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home