22 enero, 2007

Aldo Conterno Cicala, Barolo, 2001

Hay encuentros con el vino que le reafirman a uno en la idea de que este tortuoso camino de búsqueda y permanente descubrimiento merece la pena. Y mucho.

La uva nebbiolo es una de las grandes y nobles castas mundiales. Su nombre procede probablemente del término "nebbia" (niebla en italiano). Con la nebbiolo se producen distintos vinos, pero ninguno que alcance las cotas del mítico Barolo, quizás el vino italiano más buscado. La nebbiolo es una uva de marcadísimo caracter, que proporciona a los Barolo una acidez y, sobre todo, una tanicidad sin equivalente en el mundo del vino. Su cultivo es muy problemático, tanto o más que esa otra gran casta que es la Pinot Noir, siendo extremadamente sensible y de maduración tardía.

Aldo Conterno es uno de los más reconocidos productores de Barolo, tanto por los sectores tradicionalistas como los renovadores. Posee 24 hectáreas de viña y produce 160.000 botellas anuales de sus vinos de una única finca (como el Colonello, el Romirasco o este Cicala) y de varias fincas (como el Bussia y el Gran Bussia).

La "Vigna Cicala" es una finca con viñas de 50 años, en la que la vendimia (realizada bien entrado el mes de Octubre) es manual y seleccionada. La vinificación se realiza en tanques de acero inoxidable, en los que el vino pasa de 3 a 5 meses, tras lo cual envejece durante 26-28 meses en grandes depósitos de roble esloveno.

La añada 2001 es la última de una increíble serie de excelentes añadas consecutivas iniciada en 1995. Entre ellas están la tórrida y especulativa añada de 1997, y la excepcional (y más moderada en precios) de 1999. La añada 2001, punto final de esta serie, es para muchos la mejor de todas ellas, incluyendo por lo que tengo entendido al propio Aldo.

Nota de cata:
A la apertura de la botella (decantado una hora y media antes de la cena) de la botella escapa un delicioso aroma de guindas en licor. Color cereza no demasiado madura, con ribete algo atejado y destellos cobrizos, de capa media. Aroma penetrante de fruta roja (cerezas), coco, vainilla y trufa. Acidez espectacular en boca y taninos de acero. Son los taninos más apretados y a la vez menos rústicos con los que nunca me he topado. Alcohol perfectamente equilibrado por la acidez. Final terroso y de frutas en licor. Prometedor.
Hora y media después el vino adquiere mayor compeljidad y añade a todo lo anterior aromas florales (violetas), notas terrosas y unas clarísimas cerezas al marrasquino. Entrada en boca fresca, paso con gran cuerpo. Taninos con pegada. Vino apretadísimo, que se deja beber pero que promete que lo mejor está por llegar dentro de muchos años. Retronasal que añade ahora notas de cacao, anís, rosco de vino y canela. Larguísimo. Sobran sensaciones y faltan palabras...
Este vino es una gloria y más que será... Sin estar listo ni de lejos, le faltan unos cuantos años en botella, sorprende lo accesible y disfrutable que se muestra.
Excepcional acompañamiento para un risotto con funghi porcini y trufa. Si lo que este vino nos proporciona ahora es mágico, resulta ilusionante imaginar lo que nos dará en 10 ó 20 años.
Lo volveremos a catar en el VI Encuentro Verema en Valencia.

Composición varietal: 100% Nebbiolo
Graduación: 14,5%
Precio: 56 euros
Fecha degustación: Enero 2007
Consumo: 2011-2026
Otras añadas recomendadas: 1990, 1996, 1997, 1998, 1999, 2000

Etiquetas: , , , , , ,

7 Comments:

Blogger La Guarda de Navarra said...

Tu descripción invita a probarlo. Parece increible que haya vinos tan bien hechos que se mantengan en perfecto estado hasta los próximos 10 o 20 años. Que los vuelvas a disfrutar en el encuentro Verema.
Un saludo.

23 enero, 2007  
Anonymous pisto said...

Este Conterno lo metimos en una cata de Nebbiolo que hicimos hace unos meses y la verdad es que sorprende por su equilibrio, su poderío y su elegancia.

Un vino soberbio pero, ¿quién tiene paciencia?

23 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

La Guarda,

Las estimaciones de guarda siempre son arriesgadas, pero por estructura de este vino creo que tiene esa larga vida por delante.

Si a eso le sumamos que los buenos barolo de por sí son vinos con capacidad de mejorar muy sustancialmente en botella, y la trayectoria de esta bodega, no arriesgo mucho.

Con todo, mis impresiones de ventana de consumo las reviso cada vez que cato un vino. En unos añitos volvemos a comprobar si este Cicala sigue apuntando tan lejos en el tiempo.

La pena de este vino es el precio, pero vale con creces lo que cuesta.

Un saludo,

SobreVino

23 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

Pisto,

No había leído vuestra fantástica cata. Creo que das en el clavo al decir que esos 2 años adicionales del vino de Paolo Scavino (y la excelente añada) le ayudaron.

A los barolos de Vajra que he probado no les he encontrado ese toque cálido que comentas en el artículo. Los de Vajra son probablemente los barolo de mejor relación calidad precio que se pueden encontrar en el mercado, y representan perfectamente el caracter de la Nebbiolo. Excelente para quien busque un barolo con el que introducirse a la región. Además, no son de los más dificiles de encontrar en España.

Y en lo que coincido definitivamente es en el excelente maridaje entre barolo y trufa. Absolutamente sublime.

Un saludo,

SobreVino

23 enero, 2007  
Blogger J. Gómez Pallarès said...

Yo no he tenido ocasión de probar este barolo, pero las recomendaciones sobre la nebbiolo y la trufa las suscribo al 100%. Es una combinación muy acertada, con dos tipos bien distintos pero complementarios de delicadeza aromática y contundencia sápida.
Bien por este comentario, Sobrevino!
Joan

24 enero, 2007  
Anonymous nopisto said...

Un Colonello 96 de Conterno fué el vino que me abrió los ojos a la "única verdad" que es la nebbiolo.

Cuando tras 2 horas decantado empezaron a llegar esos aromas de trufa blanca, tierra úmeda, fruta. Y luego una explosión frutal en la boca y un final largísimo. Claro, que fué de la mano del maestro Juancho Asenjo y fué una experiencia dirigida. Desde entonces soy un converso.

24 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

Joan,

¡Qué te voy a contar a tí de Italia!

Nopisto,

Tengo ganas de ver como lleva Juancho Asenjo la mesa redonda de Barolo en el Encuentro Verema. ¡Seguro que es una gran experiencia!

Un saludo,

SobreVino

24 enero, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home