08 enero, 2007

García Burgos Sh, Navarra, 2005

La variedad syrah no está actualmente permitida por el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Navarra, aunque son varias las bodegas (como es el caso de García Burgos) que tienen plantaciones experimentales. Claro que no pueden incorporarlas a sus vinos, como atestigua el sello del Consejo en este vino.

En una escapada hace unas semanas a Pamplona, el sommelier de un conocido restaurante me confesaba que ha sido increpado en más de una ocasión al ofrecer este vino (que tiene fuera de carta), y que a mí me ofreció entre cuchicheos. ¿Integrismo maniqueo?. Decidí tomar en aquella ocasión otro maravilloso vino de esta bodega, el Vendimia Seleccionada, y reservar mi primera cata del Sh para la tranquilidad de casa.

Sea como fuere, si tropezáis con una botella de este vino (son sólo 1.100 botellas), no dudéis en comprarlo. Yo, mis otras tres botellas las dejo reposar un poquito de tiempo a ver qué dan de sí. Os recomiendo también el reciente comentario de Encantadísimo sobre este García Burgos sh 2005.

Nota de cata:
Color picota madura con un estrecho ribete granatoso acorralado en el borde de la copa. Capa alta para un vino navarro. Lágrima abundante y ligeramente tintada. En nariz es todo equilibrio y armonía entre la fruta negra, una compleja mezcla de especias (pimienta negra, clavo, vainilla), aceituna negra y cacao puro, todo ello sobre un interesante fondo mineral muy "pedregoso". El alcohol, que no despunta en absoluto en nariz sí aparece algo más en primer plano en boca, aunque sin resultar agresivo. Vino de gran cuerpo, taninos robustos y madera todavía despuntando. El vino se integrará más con tiempo en botella. 48 horas después de abierto, el vino tiene una nariz maravillosa, más interesante si cabe, y una boca infinitamente más armoniosa. Final persistente, con recuerdos especiados y de tapenade.

Interesantísimo vino a un precio inmejorable. Quizás el vino más complejo y seductor de esta composición varietal que he probado en España. Para mí gusto mejorará en uno a tres años, pero pueden tomarlo y disfrutarlo ya los amantes de los vinos con buena presencia de tanino.

Composición varietal: 100% sh
Graduación: 14,5%
Precio: 20 euros
Fecha degustación: Enero 2007
Consumo: 2008-2010

Etiquetas: , , , , , ,

12 Comments:

Blogger J. Gómez Pallarès said...

Yo entiendo y comparto vuestro placer por estte SH que no se puede nombrar. Lo que no entiendo es a la bodega: si se han querido integrar en una DO, ¿por qué no siguen sus normas? o, mejor aún, ¿cómo deja la DO, donde TODOS conocen qué pasa, que se comercialice este vino con este varietal?. Ello me lleva a ¿por qué una bodega que tiene ideas y hace bien las cosas quiere ceñirse a los corsés de una DO? ¿Por qué no se sale de la DO? ¿No tenemos el caso de Guelbenzu, ahí mismito, con un buen éxito de calidad y de comercialización? Y, finalmente, ¿para qué carajo existen las DOs si quien quiere, cuando quiere, se las pasa por el forro y ellas mismas no ejercen su "patria potestad"?
Bien, ahí dejo mis perplejidades. Conste, con todo, que el SH de Viñas del Vero, en el cercano Somontano, está bastante cerca de éste. Y conste, también, como bien apuntas tú, que a la SH le va más, en mi humilde opinión, un clima algo más frío y húmedo que no el calor y sequedad del Levante español.
Saludos cordiales!
Joan

09 enero, 2007  
Blogger Bluemark said...

No acabo de entender qué problema hay en que una bodega tenga vinos tanto dentro como fuera de una denominación de origen. Hay numerosos ejemplos de bodegas que hacen esto, e incluso que tienen vinos de distintas DOs (Osborne se me viene a la cabeza, pero hay muchos más), y no veo en ello perjuicio ni para la bodega, ni para el consumidor, ni para la DO o el resto de bodegas que la componen.

A mi entender, una DO sirve para dar al consumidor la seguridad de que se siguen un conjunto de prácticas enológicas que garantizan un determinado nivel de calidad, y por otro lado tiene un efecto de marketing positivo a la hora de comercializar un vino amparado. Cuando una bodega saca un vino fuera de la DO, está perdiendo ese efecto de marketing positivo, y es en este punto en que la DO ejerce lo que has llamado "patria potestad": no puedes reclamar la pertenencia a la DO, ni etiquetar el vino como tal. Pero esto no es malo, porque no se está perjudicando ni engañando a nadie: cualquier consumidor ve claramente que no existe etiqueta alguna de DO.

De hecho voy a llevar un poco más lejos mi argumento, y voy a decir que esto no sólo no es malo, sino que incluso es deseable. Las prácticas enológicas cambian, a veces para bien o a veces para mal, se aparecen nuevas posibilidades a la hora de elaborar vino (ej: virutas de roble). Las DO cumplen una importante función de asegurar que se sigue un determinado conjunto de prácticas, pero esto a cambio hace que las bodegas tengan mucho más difícil el experimantar, aunque los frutos de esto puedan ser positivos. El hecho de que una bodega pueda operar fuera de la DO con parte de su gama de productos, hace que se puedan probar cosas, y más tarde, cuando dicha práctica se haya demostrado positiva, pueda incorporarse a la práctica aprobada por la DO.

Un saludo,

Pablo

09 enero, 2007  
Blogger Bluemark said...

Perdón. Acabo de darme cuenta de que en este vino sí que ponen "Denominación de origen Navarra".

Retiro lo dicho: eso sí que me parece mal.

Un saludo,

Pablo

09 enero, 2007  
Blogger J. Gómez Pallarès said...

Claro, ahí está el problema. Yo estoy absolutamente de acuerdo con lo que propones. Si quieren hacer shyraz en Navarra, ¿quién se lo va a impedir? Pero que no lo pongan dentro de la DO. Y si lo hacen, que ésta diga algo y si no, pues eso, que desaparezca!
Saludos!
Joan

09 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

Joan,

Creo que apuntas muy bien a esas responsabilidades compartidas.

Efectivamente, si una bodega decide acogerse a una Denominación debería tener el compromiso de respetar sus reglas.

Por otra parte, supone una dejación de funciones de la Denominación que una situación de no respeto a sus reglas "se deje pasar". ¿Acaso no es fácil analizar en el siglo de la genética cuáles son los varietales que componen un vino? Salvo que una denominación pudiera tener conocimiento de que este "problema" está algo más extendido de lo que es de dominio público, afecta a alguna bodega de postín, etc. etc. Y esas cosas, tarde o temprano, acaban explotando y perjudicarán a la denominación que así hubiera actuado.

Nos soprenderíamos de conocer las composiciones varietales REALES de algunos vinos...

Bluemark,

Bienvenido. El argumento de bodegas con presencia en varias denominaciones o con vinos con/sin denominación: si mi memoria no me falla, creo que la DO Navarra no acoge bodegas que quieran utilizar la misma marca en otras zonas. Fue la razón por la que Guelbenzu salió de la DO, ya que quería utilizar la marca para sus vinos chilenos.

Claro que García Burgos no tiene aún la marca de Guelbenzu, pero por lo que voy leyendo por ahí sí tiene muy buena consideración entre los aficionados.

La verdad es que yo ese nombre (SH) lo interpreté como un acto con un punto de provocación. Quizás pudiera ser un: no somos los únicos, nosotros lo sugerimos claramente, pero a ver si hay narices y alguien destapa la caja de los truenos.

No sé si me explico, vaya...

Un saludo,

SobreVino

09 enero, 2007  
Blogger J. Gómez Pallarès said...

Hombre, amigo mío, cada caul conoce unas zonas mejor que otras, Yo te aseguro, porque lo conozco de primerísima mano (la mía haciendo la vendimia, vaya, y después catando las barricas y etc.), que en alguna DO catalana, se vinifica y se envasan varietales que no están permitidos por la DO. Ahora, los pones en un ensamblaje (no me gusta la palabra francesa ad hoc traducida) y vete tú a buscar, con nariz y paladar, qué varietales lo componen. Aquí entra el tema de los % permitidos por una DO en un ensamblaje, pero es que SH es UN MONOVARIETAL. En fin...que esto no tiene solución, creo. Pero lo mejor sería diferenciar un ente promotor por zona (llámese DO o lo que sea), al que todas las bodegas tienen derecho, de un ente regulador que, en mi modesta opinión, tendría que desaparecer. Pocas normas, bien claras para todo el territorio, y que decidan la clientela y el márketing.
Salud!
Joan

09 enero, 2007  
Blogger La Guarda de Navarra said...

Cambiando de tema, visite a Javier, su dueño y señor, en diciembre y aparte de este vino, el vendimia seleccionada que también nombras y el Finca La Cantera, que me gustaría que probaséis, va a comercializar un monovarietal de Merlot para el que no se me ocurren adjetivos.
Si vieséis la bodega alucinaríais, pequeña pero de gran corazón.

09 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

La Guarda,

Estoy deseando probar ese Finca la Cantera. Dobla en precio a los otros dos, no sé si lo consigue en calidad. Estaré atento a ese merlot que mencionas.

Un saludo,

SobreVino

09 enero, 2007  
Blogger encantadisimo said...

La verdad, ¿a quien le importa lo que ponga en las etiquetas?, como si quieren poner "Trompetas de Jericó" en ellas. TODOS sabemos que TODAS las bodegas de TODAS las D.O. hacen lo que quieren con vinos, utilizando los coupages que consideran adecuados, estén o no autorizados. Concretamente en Navarra hay un montón de vinos que utilizan grandes cantidades de Syrah junto a las "legales" Cabernet y Merlot.

¿Que lo valiente es salirse de la D.O.?. Estoy de acuerdo, pero para qué hacerlo y renunciar así al tirón comercial que comporta pertenecer a ella. Porque, no nos engañemos, a los compradores de vino nos importan un pijo las etiquetas. Que esté bueno y tenga buen precio es lo único que importa en realidad.


si tods sabemso que las normas de las DO se las pasan por el forro

14 enero, 2007  
Blogger encantadisimo said...

Glups!!, la última frase no vale; se ha quedado ahí loca:-).

14 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

Encantadísimo,

Uuuy, y a lo mejor vinos que se dice que son de merlot y garnacha y luego son 100% syrah.

Si no interpreto mal tu comentario, serías más bien partidario de que las denominaciones no sean tan "pijoteras" con las variedades autorizadas. ¿no?

Estoy de acuerdo en que el consumidor tiene al final la palabra. Yo compro los vinos que me gustan, independientemente de sus varietales. De la misma forma que no considero un vino como de menor calidad por ser de ésta, de aquella o de ninguna denominación. Mi paladar degusta y dictamina.

Un saludo,

SobreVino

14 enero, 2007  
Blogger encantadisimo said...

Lo que quiero decir es que los reglamentos y postulados de las D.O. están anticuados. Deberían actualizarse y ser más flexibles, cambiando esos rígidos parámetros (varietales, graduación alcohólica, etc) por otros más acordes con la coyuntura actual.

Ninguno de nosotros compra un vino por pertenecer a una D.O. determinada; en realidad eso es lo menos importante y ya no es sinónimo de calidad.

14 enero, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home