18 enero, 2007

Pierre Peters Extra Brut, Champagne, NV

Esta es otra excelente cuvée de Pierre Peters. Un blanc de blancs, como todos los champagnes de esta bodega ubicada en Le Mesnil sur Oger. Tomado a continuación de un Lucien Leblond, este Pierre Peters está años luz por delante.

Nota de cata (Enero 2007):
Color dorado pálido. Burbuja abundantísima, fina. En nariz tiene una muy atractiva y compleja gama de aromas, que a mí me recuerdan a cítricos, tarta de almendras, bollería y turrón de Jijona. En boca tiene un ataque vivo y un paso fresco gracias a su excelente acidez, desbordando finura y elegancia. Persistencia notable dejando un recuerdo agradabilísimo. Muy buen champagne.

Composición varietal: 100% chardonnay
Graduación: 12%
Precio: 28 euros.
Fecha degustación: Octubre 2006, Enero 2007
Consumo: ahora y en 1-2 años

Etiquetas: , , , , , ,

5 Comments:

Anonymous víctor cardona said...

Contento que te haya gustado...

Sólo comentarte que de P. Peters, haría una distinción efectuando 2 paralelismos de las 4 cuvées existentes (tiene más, pero son variaciones sobre un mismo vino).

El Cuvée de Réserve con el Millésime (este último misma etiqueta que el Extra-Brut pero granate y con la distinción de Millésime). Y este Extra-Brut con el Cuvée Spéciale (también se trata de un vino de millésimé).

Las dos primeras cuvées, llevan uvas de Oger, Avize, Cramant y Le Mesnil, se trata de pueblos vecinos excepto Cramant que pilla algo más lejos y también clasificados como Grand Cru, ya que en la Champagne esta clasificación se efectúa por pueblos.

Y las otras dos restantes con mayoría de uvas de Le Mesnil. De una única viña de 1'7 Has.+- y viñas de más de 70 años en el caso del Cuvée Spéciale. Para mí sería complejidad vs personalidad. La complejidad que daría la intervención de uvas de distintos terruños a un vino. O la personalidad que se le atribuye a uno de los terruños más reputados de la Champagne, Le Mesnil-sur-Oger. Es cuestión de gustos personales.

Puedes leer más información en el catálogo de Terry Theise http://www.skurnikwines.com/msw/documents/2006Champagnecatalog.pdf

Por otro lado, su capacidad de guarda para los N.V. es otra de sus virtudes, hasta 5 años, y de décadas para los Millésimé, siempre y cuando estas sean óptimas, tampoco lo he comprobado en persona tantos años, pero a los N.V. les daría un año como mínimo para empezar a tocarlos y así multiplicar sus r.c.p. Así que creo que en 2 años, podrían estar en buen momento para empezar a disfrutarse plenamente.

Saludos.

22 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

Víctor,

Muchas gracias por el muy enriquecedor comentario.
Estaría bien algún tipo de "pista" en la botella que nos indique la fecha de degüelle (yo no la encuentro). Sería de gran ayuda para el consumidor de a pie a la hora de tomar el champagne en su momento óptimo, como bien indicas. Otros pequeños productores lo hacen. Lástima que no sea una costumbre más extendida (lo mismo sucede en Jerez, por ejemplo).

Un saludo,

SobreVino.

22 enero, 2007  
Anonymous víctor cardna said...

Pues sí, personalmente pienso lo mismo, y me cuesta entender el porqué no se hace, bueno en realidad quizás es porque sea una medida para satisfacer distribuidores pensando estos en sus clientes, es decir, los comercios, aún a pesar de ello, no lo comparto, creyendo que esta indicación precisamente ayuda a dar una mayor información a los clientes finales, y más con bodegas en que sus productos no son perecederos puesto que tienen una admirable capacidad de guarda, en fin este es un tema que intentaré tratar algún día con la bodega, pero me temo que es más que complicado que sea aceptada, seguro que para las mismas bodegas por el compromiso con sus clientes les pueda costar tomar este tipo de decisión...

En la misma línea sería pensar que también puede ayudar una contraetiqueta con el máximo de información posible sobre su elaboración y demás...

Pero bueno, mi pensamiento va más en la línea de cualquier buen aficionado, así que puede que peque de políticamente incorrecto, quien sabe.

De momento, sólo puedo ayudarte diciendo que las botellas salen de bodega con un degüelle de 1 a 3 meses+- Y que la que tú tomaste si no ando equivocado es de la partida de septiembre así que probablemente el degüelle sea de entre junio a agosto. Otro aspecto para valorar de una manera aunque imprecisa su degüelle es observar si el tapón se expande y en que medida...

No es de mucha ayuda pero algo es algo...

Saludos.

22 enero, 2007  
Blogger SobreVino said...

Eso mismo estaba pensando. Entiendo que entre los productores de fino y manzanilla, un producto que tiene 1 año de "vida" pudiese existir este "temor" a los distribuidores.
Pero en champagnes donde incluso es recomendable un tiempo en botella...

Sólo se me ocurre como razón el peso de la "cultura popular": el vino blanco del año, el "champán" se pasa de unas navidades para otras, etc., etc.

22 enero, 2007  
Anonymous víctor cardona said...

A mí no tampoco me queda otra que pensar eso mismo...

Saludos.

22 enero, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home