05 agosto, 2007

IEC#3: Vinos de "Terroir"

En Niedermorschwihr, unos kilómetros más allá de Colmar, entre Ammerschwihr y Turckheim, se encuentra el Grand Cru Sommerberg ("Colina" -berg- "de verano" -sommer-), uno de los 51 existentes en Alsacia.

El Grand Cru Sommerberg, situado en una colina de pronunciada pendiente, orientada plenamente hacia el sur, posee un suelo constituido de arenas graníticas ricas en elementos minerales. En este Grand Cru el microclima de que disfruta la zona hace que la uva riesling proporcione excepcionales resultados, desarrollando toda su raza y finura. Los creyentes asignan a esta zona su particular visión del terruño: el subsuelo del Grand Cru emitiría según ellos "radiaciones saludables" desde que en 1491 la virgen se apareciera en él con un pedazo de hielo en una mano y tres espigas de trigo en la otra, símbolo del castigo para los aldeanos si persistían en su comportamiento impío y del premio si enmendaban el mismo.


Desde bastante antes de esta aparición, los viticultores ya habían descubierto las cualidades del suelo granítico y el microclima de Sommerberg. Y hoy, siguiendo el aviso de la aparición, algunos viticultores locales declaran que "no hay más riqueza que la del terruño" ("il n'y a de richesse que du terroir"). La prosperidad de los viticultores de Niedermorschwihr que piensan así ha consistido en creer en aquello en lo que otros ya no creían.

* * *

He elegido para la tercera edición de Iberoamérica en Cata un vino del Domaine Albert Boxler, proveniente del Grand Cru Sommerberg en Alsacia. Jean Boxler, la actual generación de esta bodega familiar, produce unas 60.000 botellas anuales de vino a partir de sus 0,5 hectáreas de viñedo de uva tinta (Pinot Noir) y sus 12 hectáreas de viñedo de uva blanca (38% riesling, 20% Pinot Blanc, 17% Pinot Gris, 15 Gewürztraminer, 5% Muscat, 5% Sylvaner).

Albert Boxler Grand Cru Sommerberg Riesling JV, Alsace, 2004
Monovarietal de riesling elaborado con uvas procedentes de viñas jóvenes plantadas en el Gran Cru Sommerberg. Jean Boxler vinifica cada parcela por separado, utilizando levaduras autóctonas en la elaboración.
El vino es de color amarillo con tonos levemente dorados. Lágrima densa.
La nariz es tremendamente peculiar, presentando en un golpe inicial aromas de carambola, flores blancas y piedra pulverizada. Con la aireación van atenuandose los aromas de carambola para dar paso a una preciosa secuencia de olores que comienza con el pomelo maduro y acaba tras más aireación en un clarísimo alquejenje. En todo momento permanece un fondo de firme sensación olfativa mineral. Diría que predomina el caracter del terruño por encima del aroma varietal, y una fresquísima fruta tropical, en absoluto emapalagosa.
La boca es melosa, untuosa. Entrada fresquísima. Muy mineral, fresco con sus 13º, con una grandísima acidez. Gran estructura. Una boca con un carácter personalísimo.
Final larguísimo, con notas acarameladas pero manteniendose en el perfil seco que permanentemente muestra este vino. Gran acidez en el posgusto y rica amargosidad final. Nada goloso, nada pesado.
Si en su momento el Albert Boxler Gewürztraminer del 2005 no terminó de enamorarme, tengo que decir que aquí las cosas son radicalmente distintas. Algo tendrá que ver, probablemente, el viñedo de procedencia. Lo propongo como un vino de terroir.
Su precio: 19 € (comprado en Badie, Burdeos)
Disfrutadlo hasta 2012.

* * *

Reflexionando estos días sobre qué es el terroir, me preguntaba (por darle otro enfoque al tema) qué cosas "destruyen" el terroir. Partiendo de la definición de que el terroir es todo aquello que hace único a un lugar, incluyendo suelo, pluviometría, orientación, exposición solar, etc., etc., deberemos concluir que todo pedazo de tierra con las características ambientales que lo rodean debería poder conctituir un terroir. No obstante, algunos de ellos poseen unas cualidades excepcionalmente únicas que, en determinadas circunstancias, son transmitidas al vino, confiriéndole un carácter y personalidad también únicos. En esas circunstancias lo hacen además de una forma particularmente distitntiva ¿Puede un terroir único no verse reflejado en un vino? Concluyo que sin duda, y dejo apuntadas algunas acciones potencialmente destructoras del carácter del terroir, para que podamos ampliar la lista y comentarla:
  • La alteración de las caracterísitcas del suelo (siempre recuerdo la actuación en Mas Perinet)
  • Una producción excesiva
  • Los tratamientos del suelo y de la viña que destruyen los microorganismos presentes en el suelo, que son parte esencial en el aporte de nutrientes a la viña.
  • La utilización de levaduras "de diseño", que en el extremo persiguen dotar al vino de aromas exógenos que nada tienen que ver con el terroir del que proceden.
  • El uso de la crianza en madera con una finalidad de aportación aromática, lo que llega a camuflar los aromas que identifican la procedencia y el carácter únicos del vino.
  • La descuidada vinificación, sin tener en cuenta las peculiaridades de cada parcela.
* * *

Gracias a Manuel por organizar esta tercera edición de Iberoamérica en cata con un tema tan sugerente y que seguro que, si las vacaciones no lo impiden, generará interesantes comentarios.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

8 Comments:

Blogger Carlos Rodriguez said...

Amigo Sobrevino, gran elección, eso si que es terruño y del de verdad.
Saludos

06 agosto, 2007  
Blogger SobreVino said...

Un abrazo Carlos. Parece que somos de los pocos que estamos "de guardia" por aquí :-)

07 agosto, 2007  
Blogger IGLegorburu said...

Hola, bonita elección de vino, sin duda...

Lo de los factores potencialmente destructores del carácter del terroir...¿a qué te refieres exactamente con lo de una producción excesiva? ¿Cuánto es excesivo?

Un saludo desde Baba O´Wines

07 agosto, 2007  
Blogger SobreVino said...

Hola iglegorburu,

Con producción me refiero a rendimientos.
¿Cuánto es excesivo? Pues va a depender de cada viñedo y cada región, me temo que aquí no hay reglas generales, como bien sabes. En Alsacia concretamente la densidad de plantación viene a ser de unas 4.000 cepas por hectárea con rendimientos de entorno a 65 Hl por Ha para los Grand Cru, aunque gente como Marcel Deiss llega a los 30-40 Hl./Ha.

Expongo mi opinión de que creo que un alto rendimiento contribuye a una dilución de los mostos y potencialmente a una menor "representación" de las sustancias del suelo y la influencia de la "parte aérea" en el fruto. Es decir, dos cepas similares con el mismo sistema radicular y la misma superficie de hojas expuesta a la radiación solar pero con distinta carga en racimos, deberán repartir las sutancias nutrituvas de forma distinta resultando en expresiones del terroir ditintas. ¿Cómo lo veis?¿Alguna idea alternativa al respecto?

08 agosto, 2007  
Blogger La Guarda de Navarra said...

Por lo que leo, seguís a pie de cañón.
Me voy al blog de Camblor para enterarme de las condiciones de la IEC#3. Igual llego todavía. ¿o no?
Un saludo.

08 agosto, 2007  
Blogger IGLegorburu said...

Estoy de acuerdo con lo que comentas, siempre que ligues producción a densidad. Por eso te lo preguntaba, un poco con doble intención.
La clave, para mi, es hablar de producción/cepa...o de kg/ha pero ligado siempre a una densidad de plantación determinada.

De ahí muchas de las absurdeces de los Consejos Reguladores de este país, como ya comenté en su día en el blog.

Es que a veces oigo cosas raras :-)

Un saludo

08 agosto, 2007  
Blogger SobreVino said...

Guarda,

Se te echaba de menos. Bueno verte de nuevo por aquí. Deseo que estos días de vacaciones hayn sido un buen período de reflexión ;-)

Manuel fue un poco laxo en cuanto a las fechas para esta tercer aedición, vista la cantidad de gente que estaba de vacaciones, así que lo mismo llegas a tiempo.

Un saludo.

08 agosto, 2007  
Blogger SobreVino said...

IG,

Pues si la cuenta no la hago mal así a bote pronto me sale que en Alsacia (GC) deben andar por 1-1,5 litros por cepa. O sea, 1-2 botellas por cepa ¿?

Un saludo.

08 agosto, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home