24 septiembre, 2007

Un Chardonnay Tranquilo y sus Acompañantes

El encuentro lo habíamos tenido que aplazar un par de veces (maldita vuelta a la "normalidad"). La convocatoria hacía referencia sólo a cierto chardonnay peculiar que debíamos probar. El resto, misterio absoluto (al menos para mí).

Pero, como era de esperar, el mencionado chardonnay apareció acompañado de otros tres vinos. Tres compañeros que también merecía la pena conocer.

A por ellos...

Docampo Vendimia Oro, Ribeiro, 2005
Este vino de Bodegas Docampo, en la denominación de origen Ribeiro, llegaba precedido por haber sido designado en una añada anterior "mejor blanco de Galicia".
Vino elaborado con las variedades Treixadura, Torrontés, Loureira y Lado, con fermentación en depósito de acero inoxidable.
Color amarillo dorado. En nariz presenta aromas de cítricos (pomelo, mandarina), frutas tropicales en un segundo plano, notas florales y algún apunte mineral. En boca es de textura levemente cremosa, sabroso, con una acidez bien integrada en el conjunto. Recuerdos de hierba fresca en el posgusto.
Tiene 12,5º de alcohol. Aún siendo uno de los Ribeiros mejor elaborados que he podido probar, el precio (unos 16 euros) me resulta desproporcionado para lo que ofrece el vino.


Jacques Lassaigne Blanc de Blancs, Côteaux Champenois, 2005
Vino blanco tranquilo elaborado con uva chardonnay. Una rareza en la región similar al Côteaux Rouge de Gatinois que en algún momento comentaré en este blog.
De color dorado. Tiene uno de los perfiles aromáticos más peculiares que me haya encontrado nunca en un blanco de chardonnay: notas ahumadas (corteza de pan tostado), salitre, piedra caliza, yeso y alguna nota de banana y frutas tropicales verdes. En boca es muy diferente, muy fresco, con una acidez gigantesca que le proporciona una columna de soporte rotunda. Ciertas notas florales. Final eterno. En el retronasal vuelven las notas detectadas en nariz.
El vino no deja de maravillarnos durante las dos horas siguientes. Un vino muy especial, muy diferente, probablemente no del gusto de todo el mundo. Cuesta unos 40 euros.


Lenoble Crand Cru Gentilhomme, Champagne, 1996
Después de un excelente Blanc de Blancs de 1996 que pudimos disfrutar recientemente en el Cenador de Amós, en Cantabria, nos encontramos ahora con este Lenoble Gentilhomme de la misma excelente añada.
De este champagne se elaboraron 25.000 botellas con chardonnay de Chouilly. La acidez es alta, de 10,1 g/l. El dosage es de sólo 4 g/l. Está recién salido al mercado después de casi 11 años de crianza, durante los cuales una cuarta parte del vino ha pasado por madera.
El vino es de color oro viejo, con una burbuja finísima. La nariz es compleja, muy peculiar: miel, pera limonera, vinagre japonés de arroz, camembert y trufa blanca, con un fondo de caliza. La lista sería larga: la enorme complejidad de este vino lo hace dificil de describir. En boca es vivo, fresco, enormemente cremoso. Gran acidez. Predominan las notas minerales (yeso) y de manzana granny smith. Complejo retronasal. Excelentísimo champán. El precio, alrededor de los 40 euros.


Pierre Labet Clos du Dessus des Marconnets, Beaune, 2004
Del propietario de Château de La Tour. Vino elaborado sin despalillado, con crianza de 12 meses en barrica. Alcohol: 13º. Precio: 25 euros.
De color rojo rubí con ribete frambuesa. Peculiar tono para lo que yo asocio a un Pinot Borgoñón. De capa media. Presenta una fresquísima fruta roja en nariz, junto a notas de pimienta rosa, violetas y un tenue regaliz. En boca resulta algo rústico, con unos taninos de la madera bastante secantes. A pesar de una buena acidez, el trago no resulta especialmente fácil.
Por el mismo precio o menos he probado recientemente vinos borgoñones que me resultan mucho más atractivos.


Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

4 Comments:

Anonymous Víctor C. said...

Hola como bien dices si los Coteaux Rouge ya son desconocidos, pero frequentes entre los elaboradores de Champagne, el Coteaux Blanc, resulta más difícil de encontrar, los 2-3 que he probado no me han llamado la atención lo más mínimo, aunque por lo visto este sí resulta interesante.

Saludos.

25 septiembre, 2007  
Blogger SobreVino said...

Victor,

Este Côteaux Blanc es cuando menos muy diferente a otros vinos que yo haya probado. Ya sólo por eso merece la pena en estos momentos en que uno se encuntra tantos vinos faltos de personalidad propia. Y tiene también una expresión mineral fantástica. Ahora bien, puede quizás catalogarse de dificil por ser de un perfil tan peculiar.

Saludos,

Sobre Vino

25 septiembre, 2007  
Blogger La Guarda de Navarra said...

Buena selección pero a tenor de tus comentarios y según el precio que has marcado, no los voy a tener en cuenta como próximos compañeros de viaje.
Un saludo, bueno, dos, por mi falta de compromiso con los blogs amigos.

26 septiembre, 2007  
Blogger SobreVino said...

Guarda,

Los dos vinos de la cata que merecen más la pena resultan ser, esta vez, los más caros. Al menos si te invitan a una copa no los rechaces ;-)

Un saludo

26 septiembre, 2007  

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home